lunes, 17 de marzo de 2008

Formas de ahorrar dinero

Él llegó a su casa manejando un auto último modelo. Estacionó en la puerta y tocó bocina. Salió su esposa visiblemente irritada y gritando le dijo "¿Compraste el auto y no me consultaste nada? Me hubiese gustado que me consultes antes de comprarlo". "Quedate tranquila mi amor, no toqué nuestros ahorros" dijo él sereno. "¿Ah no?" respondió ella incrédula "¿y de donde sacaste éste auto entonces?". "Me acuesto con la dueña de la concesionaria de la esquina" dijo él. "¿Como?" gritó ella. "Bueno" se fastidió él "al final todo te molesta".

6 comentarios:

Lify Pain Fan dijo...

Y al otro día apareció ella con las llaves de una casa con pileta en un countrie de Pilar

Lify Douglas Pain dijo...

¿Y como le dijo que lo había conseguido? (porque él fue sincero, supongo que ella también)

Lify Pain Fan dijo...

Obvio. Le dijo que se acostaba con el dueño de la inmobiliaria de la otra cuadra (que es el primo de él)La casa en el countrie era prestada, la tenia la inmobiliaria a la venta, pero mientras tanto podia hacer uso de todas sus instalaciones.
Despues de aclarado esto, se fueron junto con los niños en el auto último modelo a pasar el fin de semana en el countrie.

Lify Douglas Pain dijo...

¿Los niños eran de él por lo menos? o ¿ella le dijo que eran de él y eran del primo?

Lify Pain Fan dijo...

Ella nunca supo de quien eran...

Lify Douglas Pain dijo...

No puedo parar de repetirme a mi mismo "Lify, es ficción, Lify es ficción".