viernes, 21 de diciembre de 2007

El ladrón de orquídeas

Creo que llegué a un punto de bloqueo mental en el que ya no puedo escribir más. Carezco de ideas. Tengo 2 opciones: arruinar mi vida amorosa/sentimental una vez más o robar ideas. Ambas son probables... y la segunda me está guiñando el ojo.

4 comentarios:

lify pain fan dijo...

Lify: Si dejas de escribir me corto las venas.

Lify Douglas Pain dijo...

Anda poniendoles alcohol para que no se infecte ¬¬

La Dama De La Rosa Negra dijo...

Por qué uno pierde la fluidez para plasmar las cosas??? Si aun se sigue amando, esperanzando, ilusionando y decepcionándose al fin... Si la vida duele cada día un poco más... Si cada segundo que existimos descubrimos que todo es cada vez más alejado a lo que siempre añoramos?
Qué es lo que hacía que antes lo descargáramos a través de nuestras plumas, y que ahora ya el papel se sienta áspero, siempre en blanco, esperando alguna vez volver a ser acariciado por nuestros más profundos sentimientos traducidos en tinta, negra, negra, tan negra que ahoga, que duele, y que libera...

Lify Douglas Pain dijo...

En mi caso particular, creo que uno deja de escribir justamente cuando deja de sentir todo lo que vos decis y comienza a volverse menos melancolico y mas feliz. Como poder se puede, mi problema es que tengo tan identificado a Lify Douglas Pain con la nostalgia, la melancolia, el suicidio, la muerte y hasta la locura que todas las cosas que no tengan que ver con eso me cuesta postearlas con este nombre. Hay muchas en este blog que le ponen humor (a veces negro, es cierto) pero no se si son de "la esencia de Lify Pain", quizas si no lo hubiera encasillado escribiria mas, pero me cuesta sacarlo de ahi, y como no escribo mucho con esa onda (mas precisamente no escribo) tiendo a no publicar nada... Quizas vaya cambiando, no lo se... o quizas termine haciendo lo que dice este pequeño relato ¬¬